Poblaciones

Otra particularidad del Valle del Colca son sus pueblos regados a ambos lados del cañón. La mayoría de pueblos datan del año 1570 cuando los españoles ocuparon dichas tierras, dividiendo a los nativos en comunidades y poblados que finalmente fueron “bendecidos” con la construcción de una iglesia en cada uno. Es interesante visitar dichos pueblos y encontrar en ellos una tradición viviente reflejada en las vestimentas de las mujeres, así como en sus festividades, las cuales marcan los períodos agrícolas de siembra y cosecha, todo mezclado con un gran fervor católico heredado de la colonia española.